Las radiografías de los dientes ayudan a diagnosticar enfermedades y lesiones dentales y tejidos anexos a ellos.